foto Atlas - autocine

Atlas - autocine

Alemania, 2018

Dirección: David Nawrath

Guión: David Nawrath, Paul Salisbury. Fotografía: Tobias von dem Borne. Música: Enis Rotthoff. Producción: Rainer Bock, Albrecht Schuch, Uwe Preuss, Thorsten Merten, Roman Kanonik, Nina Gummich. Elenco: Rainer Bock, Albrecht Schuch, Uwe Preuss, Thorsten Merten, Roman Kanonik, Nina Gummich, Zübeyde Bulut.

Duración: 99 minutos

Este primer film del director alemán de origen iraní David Nawrath recurre a la mitología griega. Atlas era un personaje condenado a cargar el cielo (Urano) sobre sus hombros de por vida. En una brillante metáfora y claro paralelismo, el protagonista se ve obligado a trabajar en una empresa de desalojos de casas y edificios cargando muebles, enseres y electrodomésticos a sus espaldas, llevando además una fuerte carga psicológica y familiar que le pesa más que la otra.
Nuestro Atlas contemporáneo es un antihéroe silencioso, introspectivo, taciturno, de pocas palabras y enfrentado a su pasado. Hay un esmerado contrapunto entre su vida privada, hermética e impenetrable y su vida laboral, absolutamente falta de privacidad, entrando en casas ajenas y "visibilizando" intimidades ajenas.
El film ha podido ser definido como un thriller con apuntes sociales laterales que incluyen desalojos, pobreza, inmigración, pero el director Nawrath está especialmente interesado en un tema en especial: la denominada Gentrificación. proceso mediante el cual la población de un sector o barrio de una ciudad se ve desplazada del lugar donde han vivido décadas o años para favorecer el ingreso de otra con mayor poder adquisitivo. En l película, la mafia que hostiga a los inquilinos para que desalojen sus casas es la mafia árabe: Compran propiedades con dinero sucio proveniente del tráfico de personas, prostitución, drogas y especialmente juego y las revenden por cuatro veces su valor recibiendo además dinero blanqueado.
Película de sólida factura, corresponde en ella destacar en ella no solo su eficacia dramática y su atención social, sino también la banda sonora, con música discreta, minimalista, trabajada especialmente para el film. En esta historia de frustraciones y fracasos destaca, sobre todo, el trabajo de Rainer Bock, eterno secundario del cine alemán que, a sus 64 años y en su primer papel protagonista, logra transmitir con su lacónico juego gestual todas las emociones contenidas y sentimientos heridos de un padre que, de repente, se ve confrontado con un hijo al que dejó de ver a los cuatro años.

Lea las recomendaciones para concurrir al Autocine

Trailer

Horarios

No hay más funciones.