foto Explota, explota

Explota, explota

España, 2020

Dirección: Nacho Álvarez

Guión: Eduardo Navarro, David Esteban Cubero, Nacho Álvarez. Fotografía: Juan Carlos Gómez. Música: Roque Baños. Canciones: Raffaella Carrà. Producción: Tornasol Films, El Sustituto Producciones AIE, Indigo Film, TVE. Elenco: Ingrid García Jonsson, Verónica Echegui, Fernando Guallar, Pedro Casablanc, Fernando Tejero, Natalia Millán, Giuseppe Maggio, Fran Morcillo, Carlos Hipólito, Ainara Arizu, Sara Martín Aparicio, Eva Conde, Malala Díaz

Duración: 116 minutos

La recientemente fallecida cantante italiana Raffaela Carrá es un referente indiscutible de la música popular. y no solamente en ese subgénero que se ha bautizado como «canción del verano». Para varias generaciones, su nombre y su estilo fue sinónimo de fiesta, baile, alegría, verano y, también, de desenfado y picardía. ¿Por qué todo eso no podía ser el material de una película musical?
Esa es la pregunta que al parecer se hizo el novel director uruguayo, radicado en Madrid, Nacho Álvarez. Y el resultado es esta película que inventa una pequeña historia romántica, sencilla pero eficaz, que sirve de punto de unión a las canciones elegidas. La ambientación en la España de los años 70 se adecua al estilo de la música y le da coherencia a unas melodías que retrotraen al espectador, por nostalgia o simple evocación, a épocas pasadas.
La protagonista de esta historia es María, una muchacha al comenzar la película vuelve a España tras escapar de una boda fallida en Roma. Por una serie de casualidades impropias de una gran ciudad como Madrid, María acaba yéndose a vivir con la mejor amiga posible, conociendo a un chico maravilloso y consiguiendo una oportunidad de oro para cumplir su sueño: ser bailarina de un programa de variedades de Televisión Española.
Sin embargo, la joven ignora que su romance en ciernes y su sueño laboral no son del todo compatibles. Explota explota es un cuento de hadas en el que el obstáculo que frena la felicidad de su heroína no es una malvada madrastra, sino un sistema dictatorial que considera que el cuerpo femenino es censurable, ya sea el ombligo de Raffaella, una falda “demasiado” corta o un escote. El resultado es una propuesta simpática, ligera, en la que impulsado por el toque transgresor de algunas letras de Raffaella, el realizador aprovecha para reflejar también el ambiente de la televisión en España en el año 1973. La represión y el ansia de libertad se ejemplifican en lo que se podía ver o no en la pequeña pantalla y sirven como desencadenante de las desventuras de alguno de sus personajes.
El elenco funciona eficazmente, con unos secundarios entregados a la causa, como unos muy convincentes Natalia Millán, Pedro Casablanc o Fernando Tejero. No obstante, las que destacan son Ingrid García-Johnsson (impecable como gran protagonista) y Verónica Echegui, ambas con personajes agradecidos y entrañables. Tres nominaciones a los Goya, incluyendo mejor actriz secundaria (Echegui)

Trailer

Horarios

No hay más funciones.