Dale al Tracking

Es la tercera edición de esta muestra curada por la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay (ACCU). El tracking era un control de ajuste de los viejos aparatos de VHS (videocasete doméstico), destinado a sincronizar el cabezal rotativo de alta velocidad con cada fotograma y evitar, así, unas rayas incómodas interfiriendo en la pantalla del televisor. El nombre evoca, en forma simultánea, las precariedades varias del rudimentario mundo del video analógico, pero también, para quienes vivieron la revolución de los videoclubes, el regocijo que representó, de pronto, disponer de tanto cine a pocas cuadras de casa, y de la nueva facilidad para ver repetidas veces determinados títulos o ponerse al día con algo que uno se había perdido ver en el cine.

El VHS implicó cambios radicales en la industria cinematográfica: el circuito del video prácticamente absorbió el cine “clase B”, y las grandes productoras tendieron a depositar lo grueso de sus expectativas en blockbusters cuya experiencia en la pantalla grande era difícil de replicar en un televisor de tubo.

Este ciclo nostálgico se enfoca alrededor del cine que asociamos con la era del videocasete (con alguna licencia, ya que nos permitimos retroceder un poco en algunos casos y avanzar un poco en otros). La idea es disfrutar, rememorar, descubrir o reevaluar esas películas, exhibiéndolas en condiciones que no tienen nada que ver con el VHS: en las pantallas grandotas de Cinemateca, con la expectativa de un público que no cabría en el living de una casa, y con la calidad de proyección del cine digital de alta definición (e incluso, en algunos títulos, en su versión original e irremplazable en 35 milímetros).

Dentro de la inmensidad de opciones, algunas películas fueron elegidas para celebrar aniversarios redondos: son los 30 años del histórico documental (¿documental?) uruguayo La BCG no engorda y los 20 de El proyecto Blair witch, la principal disparadora de la manía por el cine de falso found footage. Con un poquito menos de redondez, son los 50 (+ 1) de ese clásico del terror, veta zombis, que es La noche de los muertos vivos, estrenado en 1968. También quisimos recordar la presencia poderosa del gran Rutger Hauer, fallecido en julio, y actor protagónico de Conquista sangrienta.
Como en las ediciones anteriores, cada función será presentada por un crítico de la ACCU. Para las funciones de las dos películas uruguayas (La BCG no engorda y Reina de la noche) se reservan sorpresas especiales, así como para el trasnoche con La noche de los muertos vivos.

Guilherme de Alencar Pinto
(Presidente de la ACCU)

Conquista Sangrienta

DIR: Paul Verhoeven / 126 min.

Estados Unidos, Holanda, España 1985.

El día de la bestia

DIR: Álex de la Iglesia / 103 min.

España, Italia 1995.

El proyecto Blair Witch

DIR: Daniel Myrick, Eduardo Sánchez / 86 min.

Estados Unidos 1999.

El sonido de la muerte

DIR: Brian de Palma / 108 min.

Estados Unidos 1981.

La Bcg no engorda

DIR: José María Ciganda / 33 min.

Uruguay 1988.

La noche de los muertos vivientes

DIR: George A. Romero / 96 min.

Estados Unidos 1968.

Reina de la noche

DIR: Manuel Lamas / 61 min.

Uruguay 1995.

Silverado

DIR: Lawrence Kasdan / 127 min.

Estados Unidos 1985.

Otros Ciclos

ANGRY YOUNG MEN

Los Angry Young Men (“jóvenes iracundos” o “jóvenes airados”) fue un grupo de escritores británicos de mediados del siglo XX, que marcó la decadencia definitiva del Imperio Británico. Sus obras expresan la amargura de las clases bajas respecto al sistema sociopolítico imperante de su tiempo y la mediocridad e hipocresía de las clases media y alta. El mote les vino por la descripción de un agent...

Ver más

Retrospectiva Ana Katz

Sin duda una de las voces más reconocibles del joven cine argentino. Ana Katz nació en Buenos Aires en 1975 y obtuvo el título de directora en la Universidad del Cine, donde pasó a desempeñarse como profesora titular en la cátedra de Dirección Cinematográfica.
Durante esos años, dirigió varios cortometrajes, entre ellos Ojalá corriera viento, que participó en los festivales de Cortos de Sao Pau...

Ver más

Cine infantil noruego

Aunque el cine no llegó a Noruega con la velocidad del rayo, desde finales de la primera década del siglo y en especial durante los años 20, el cine noruego comenzó a aportar lo suyo a la cinematografía mundial. Sin embargo, no fue sino hasta la década de los 60, con la creación del Fondo de Cine Noruego (1968) y la reorganización del Instituto Noruego de Cine, encargado de la memoria fílmica d...

Ver más